​Casa del Camba reconoce a Dora Luz Revuelta de Dávila, cochabambina de nacimiento, pero Cruceña de Corazón, quien ha aportado mucho por nuestra tierra.
 Su trabajo como voluntaria llenó por completo su esencia de mujer altamente sensible. Siempre tuvo la premisa de ayudar al prójimo, como le inculcaron desde su niñez.